BLOG

El arte de tostar café

Es el proceso de transformar el grano de café en alimento consumible para nuestro organismo humano. En este proceso podemos manipular las sensaciones para nuestro paladar que nuestro café obtuvo en el campo. Es muy importante aclarar que el grano de café obtiene sus sabores en la planta y en la ubicación donde está sembrada. Al tostar el café, únicamente acentuamos o atenuamos el dulzor, acidez, cuerpo y aromas del grano.

Tenemos cierta cantidad de café en verde o crudo a temperatura ambiente, al cual buscamos aplicarle energía y presión para obtener los sabores característicos de un café para beber. El proceso consiste en aumentar la temperatura del grano de manera constante, partiendo de una temperatura ambiente a 210° c aproximadamente, según el tipo de tueste. Sin embargo, el tiempo de tueste hace la diferencia en los sabores de cada perfil. Según el tiempo de tueste podemos manipular cuerpo, acidez, dulzor y aromas del café. El trabajo del Tostador es entender este proceso lo mejor posible.

Tipos de tostado

Medio (el estándar).
Es el más balanceado en acidez, cuerpo, dulzor y aroma. Equilibrado (color café).

Bien tostado (Espresso).
Tiene mayor cuerpo, aroma y amargor a costa de dulzor y acidez (color café oscuro).

Casi quemado (Latinoamericano/Italiano).
Maximiza cuerpo y amargor, minimiza aroma, dulzor y acidez (color café oscuro – negro).

Poco tostado (Escandinavo/ Nórdico).
Es el más ligero en cuerpo y su acidez es elevada. Dulzor medio. Aroma y amargor mínimos (color café claro – amarillo).

Mixto (Suizo).
Se toman 1 Espresso, 1 Estándar y 1 Escandinavo y se mezclan. Un poco de todo (varios tonos de café).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *